No se trata de Jaime Beltrán candidato a la Alcaldía de Bucaramanga, ese va como un ´cohete´. ¡No! Se trata de Juan Camilo Beltrán, Presidente de la Cámara de Comercio de Bucaramanga, quien hoy se pronunció en contra de las ciclorrutas sin razón, ni fundamento.

Mi trabajo principal no es ser polemista, es ser analista. Y es por esto que me doy a la tarea de desmenuzar los temas para poder opinar con la mayor objetividad y moderación posible. Por ejemplo: el Presidente de la Cámara de Comercio de Bucaramanga respalda su dictamen de “quiebra” en un artículo publicado en un periódico de Valledupar que asegura que la “cicloruta está acabando con el comercio en la novena”. Hasta ahí todo bien. Sin embargo, ¡oh sorpresa! la que nos llevamos cuando llamamos a la directora del informativo valduparence; la comunicadora Yaritza Fontalvo, directora del -ahora- portal de opinión Mi Diario, nos reconoció que su página web no es un periódico como tal, que no tiene rotativa y que es un ejercicio de sentir personal donde la acompañan tres colaboradores, incluido el diseñador gráfico. Vaya, vaya… En el desarrollo de la entrevista con Fontalvo, quien de paso tenemos que decir que fue una persona muy amable y que nos colaboró con la plena sinceridad de su personalidad, pudimos vislumbrar que el avance de su artículo (porque ella lo escribió) se fundamentó en la interpretación de unas conversaciones con algunos comerciantes y no en una investigación a fondo, con datos estadísticos, históricos y contables que pudieran generar esta conclusión tan tajante.

Doctor Juan Camilo Beltrán, la responsabilidad de un directivo como lo es usted tiene consecuencias cruciales en el desarrollo de la ciudad moderna, futura y verdaderamente sostenible. Argumentar razones fundamentado en la opinión de una ciudadana de Valledupar no da cuenta bien de la Cámara de Comercio. Sus estudios y análisis deben estar estructurados en información consolidada por entes facultados como la ONU, la CEPAL, el BID, el Ministerio de Transporte entre otros. Sígame el consejo y no acabe sumergido en la misma charca de los politiqueros del Concejo que quieren destruir nuestra ciudad a favor de sus intereses personales y económicos. Usted sabe que si.

 

Fernando Martínez Arenas – Bucaramanga ciudad bonita.