No acabamos de transitar la campaña presidencial y ya se encendieron los motores de la campaña regional. Entusiasmados con el triunfo del Presidente Duque y el Centro Democrático en Colombia se sintieron algunas personalidades del municipio -ya que esto significa para ellos- que ahora pueden soñar con su propias candidaturas locales.

Uno de los que más festejó fue Jorge Figueroa Clausen. El Secretario de Desarrollo Social por su cercanía al Expresidente Alvaro Uribe Velez y al Senador José Obdulio Gaviria tiene claro que si su valor se lo permite, será por seguro uno de los candidatos a obtener el aval en la carrera a la Alcaldía de Bucaramanga. Sin embargo, otras opciones también se asomaron para mostrarse en representación del Uribismo y esto debe concernirle al escudero del Alcalde.

La primera se trata del Pastor Jaime Andrés Beltrán Martínez, cercano a la comunidad cristiana y específicamente a la Excandidata presidencial Vivian Morales Hoyos. Beltrán se destacó en su función como Expresidente del Concejo de Bucaramanga y aunque la aceptación ciudadana de esta institución aún no es alta, se debe reconocer que bajo la lupa de sus indicadores es calificada como una de la mejores del país y así lo confirmó la organización Concejo Cómo Vamos, quienes son los encargados de medir su misión.

El otro que expuso su pergamino fue el empresario y gerente de la campaña en Santander “Duque Presidente”, Rodolfo Galvis Blanco. Este joven dirigente aparece en la baraja de candidatos como la carta abierta de los ´cacaos´ cercanos también al Expresidente Uribe y su circulo cerrado. Galvis ofrece en su palmarés profesional, su capacidad administrativa y comercial, principalmente en la que se ha destacado como Director Comercial del diario Vanguardia Liberal y otros proyectos de éxito empresarial.

Algunos pensarán que estoy delirando al presentar este análisis, pero contrario de lo que muchos piensan, estar sumergido en los intríngulis de este debate político ha logrado que pueda plantear escenarios que en el principio parecen descontextualizados, pero que al final terminan siendo proféticos, al igual que los debates que hemos desarrollado sobre Metrolínea y la movilidad de Bucaramanga.

Así entonces, Jorge Figueroa no la tiene fácil, sí Jaime Beltrán lograse una coalición con Johana Chaves García entorno a la comunidad cristiana y el trabajo político que enmarca a estos jóvenes líderes, la opción demócrata-religiosa tomaría una fuerza relevante; no olvidemos que entre los dos suman alrededor de 20.000 votos en el municipio. Por su parte, el joven Rodolfo Galvis también se establecería como otro gigante a vencer, ya que cuenta con el respaldo de su grupo empresarial y los medios de comunicación que ellos mismos representan.

¡Ah vaina! Figueroa. Póngase las ´eveready´ porque con el apoyo del Acalde petrista no le va a alcanzar, más aun si sigue sopesando los errores del mandatario en sus espaldas.

 

Fernando Martínez Arenas – Bucaramanga ciudad bonita.