Por supuesto que esta opinión no corresponde, ni corresponderá a una expresión de juzgamiento que pretenda culpar o exonerar las actuaciones del exalcalde Luis Francisco Bohórquez. En cambio, es el relato de la impresión que generó en mi, un escrito con una verdad particular, la suya; unos hechos que me hacen sentir amargura, tristeza y también irritación.

Somos una sociedad sumergida en la violencia, el sectarismo, el fanatismo y la intolerancia. Pensar diferente o pertenecer a un grupo diferente ha generado que los seres humanos nos ataquemos como ´alacranes´ en medio de una reyerta. Las muestras quedan implícitas en las líneas de este libro, en sus relatos, en la confrontación de dos amigos que con poder, terminan destruyendo el derecho sagrado a la libertad y la inmaculada institución de la familia.

 

“En el proyecto de Dios la comunicación humana es una modalidad esencial para vivir la comunión” .

Papa Francisco

 

El papel de los periodistas se pone en tela de juicio: persecución mediática, justicia mediática, condena mediática. Vanguardia, el informativo que hoy no es -liberal-, funge como juez moral, fiscal y penal de los bumangueses sin mirarse la cara en su propio espejo. Su línea editorial dirigida y escrita por su directora es extremista, parcializada y violenta. Aplica métodos funestos como la censura y la critica acida apartándose de los principios del buen periodismo, ahondando la crisis y dejando de pensar y de entender, que la información solo admite hechos fácticos.

 

“No podemos aceptar que en un país se sea demandante, fiscal y juez al mismo tiempo”.

Nelson Mandela

 

La responsabilidad más grande la tienen la Fiscalía General de la Nación, el Ministerio Público y los jueces de la República. Aplicar justicia no es generar condenas. Hoy el Sistema Penal Acusatorio es el centro de profundas criticas, producto no del mismo sistema, sino de los encargados de imputar la moralidad misma. Es imperativo que estos hombres que son tan decisivos en nuestras vidas, sean dueños de unos estándares de ética y moral únicos; y que los mismos los hagan inmunes a las influencias, la egolatría y otros yerros que enturbien su juicio justo. Profesando un gran respeto por nuestros fiscales y jueces, también debo imprimir en este escrito que la justicia debe apartarse y dejar a un lado la falta de criterio, la parsimonia y la pereza. En ustedes fiscales y jueces confiamos.

Exalcalde Luis Francisco, quiero expresarle que en la lectura de estas páginas lo sentí, lo viví y lo acompañé durante toda su difícil prueba. Con alegría manifiesto que la mano de Dios continua construyendo los propósitos de su vida y que los ángeles como Stefany Bohórquez, que son únicos e invaluables en este plano terrenal, lo acompañaron sin apartarse de usted un minuto haciéndolo un verdadero bendecido del Padre. No puedo concluir esta modesta opinión, sin resaltar el valor y el profundo amor que demostró doña Glenys Pedraza, sin lugar a dudas, una compañía incondicional que le sirvió como pilar para superar los peores tiempos.

Aparte: Por favor no olvide que el manjar, el caldo y la arepa que disfrutó, lo guisó un ser humano, un hermano, que continua abandonado en condiciones de vulnerabilidad y por los cuales tenemos que seguir dando la batalla.

 

Fernando Martínez Arenas – Bucaramanga ciudad bonita.