El hecho es tenebroso e involucra al Alcalde(e) Germán Torres Prieto en el momento que fungía como Director de Tránsito de Bucaramanga.

 

La historia

Transcurría el sábado 6 de octubre del 2018, cuando y hacia las 4:45 de la mañana, un vehículo con tres ocupantes terminaba estrepitosamente en el fondo del abismo que rodea el bosque de la Universidad Autónoma de Bucaramanga – UNAB. En el aparatoso accidente que fue reportado fugazmente en las páginas del periódico Vanguardia, se ocasionaron dos personas lesionadas llevándose la peor parte una mujer de 24 años y madre de un niño de 8, quien y por secuelas del siniestro, perdió la funcionalidad de sus miembros inferiores impidiéndosele toda sensibilidad y motricidad de la cadera, la pelvis, las piernas y los pies, supeditándola de por vida al uso de una silla de ruedas. Qué trágico.

En lugar hizo presencia el Agente de Tránsito Luis Alejandro Pinzón Duran, identificado con el código 033, quien procedió a elaborar el informe de Policía Judicial No. 680016000159201880469 con destino a la URI FISCALÍA GENERAL DE LA NACIÓN. En esta declaración el agente afirma: “… POSTERIOR SE INFORMÓ POR PARTE DE LOS DOS LESIONADOS QUE DICHO VEHÍCULO IBA SIENDO CONDUCIDO POR SU DUEÑO Y PALABRA DE ESTOS SE LLAMA LEONARDO LIZCANO PACHÓN… PERO DURANTE TODO EL PROCEDIMIENTO ÉL NUNCA SE PRESENTÓ. A LAS 08 HORAS DE LA MAÑANA SE PRESENTÓ EL SEÑOR JESÚS ANTONIO LIZCANO… QUIEN MANIFESTÓ SER EL PADRE DEL DUEÑO DEL VEHÍCULO, A ÉL SE LE INFORMÓ DE LOS DEBERES QUE LE ASISTÍAN COMO CONDUCTOR, DE RESPONDER LEGAL Y PENALMENTE AL IR CONDUCIENDO EL VEHÍCULO E IRSE DEL LUGAR SIN ASISTIR A LOS LESIONADOS… ÉL MANIFESTÓ QUE SU HIJO LLEGÓ A SU CASA A LAS 05 HORAS APROXIMADAMENTE PERO ÉL NUNCA LO TRASLADÓ A NINGÚN CENTRO MÉDICO, NI A MEDICINA LEGAL PARA REALIZAR LA PRUEBA DE EMBRIAGUEZ…”.

 

El desarrollo

En el mismo informe se describe con palabras textuales que los documentos que identificaban el vehículo no fueron recuperados porque al parecer se extraviaron. También, que el automóvil estrellado fue rescatado por una grúa particular contratada por el propio papá del conductor y que el mismo vehículo fue trasladado a los patios oficiales de la Dirección de Tránsito en compañía y escolta de otro agente, el señor Segundo Ramón Martínez, identificado con el código 017. Pero eso no es lo más cuestionable; lo controvertible y que también se deduce que este informe es que todo el operativo fue dirigido por el actual Alcalde(e) Torres Prieto quien de manera confusa se encontraba en el lugar de los hechos. Según el agente Pinzón Durán, el exdirector y hoy alcalde(e) pasó por encima de su autoridad y del procedimiento judicial, ordenando que el vehículo fuera ingresado a los patios con boleta de captura por circunstancias de ejecución fiscal -impuestos-; y ¡no! por las causas suscitadas en el accidente que involucraba a personas lesionadas.

 

Lo extraño

Al mismo estilo de las novelas de Alfred Hitchcock en este chocante episodio coexisten muchas preguntas por desdoblar:

¿Por qué huyó el conductor del lugar de los hechos sin asistir a los heridos? ¿Por qué no se utilizaron los medios (grúas) de la Dirección de Tránsito para el traslado del vehículo y se usó una privada? ¿Por qué se desaparecieron todos los videos de las cámaras de seguridad de los edificios aledaños? ¿Qué hacía un Director de Tránsito levantado a las 5:00 am atendiendo personalmente un siniestro? ¿Quién llamó al Director? ¿Por qué se confiscó el vehículo en razón a una deuda de impuestos y no a causa del accidente con personas lesionadas? ¿Quién otorgó la boleta de salida del automotor y por qué no lo hizo un juez de garantías? ¿Por qué tocó llegar hasta los jueces de tutela para acceder a los documentos que reposan en la Dirección de Tránsito y que conforman el acervo probatorio? Esperamos que el Alcalde (e) pueda tener una explicación certera.

 

Las denuncias

De esto hecho pesa denuncia ante la Fiscalía General de la Nación por los presuntos delitos de OCULTAMIENTO, ALTERACIÓN O DESTRUCCIÓN DEL ELEMENTO MATERIAL PROBATORIO, PREVARICATO POR ACCIÓN, ABUSO DE AUTORIDAD POR ACTO ARBITRARIO Y FAVORECIMIENTO. Así mismo se interpuso queja disciplinaria ante la Procuraduría General de la Nación y se informó al alcalde suspendido, Rodolfo Hernández Suárez, quien ocultó sin razón los hechos. El  radicado de la comunicación con la que se puso en conocimiento del Ingeniero es V-20193018680.

 

Fernando Martínez Arenas – Bucaramanga ciudad bonita.