LA DIRECCIÓN DE TRÁNSITO VUELVE A INCUMPLIR

La comunidad del barrio Cabecera no aguanta más la improvisación de los cambios viales de la carrera 40. Por segunda vez en menos de un año, el Director de Tránsito de Bucaramanga, Germán Torres Prieto, les miente y vuelve a traicionar la confianza que depositaron en él los ciudadanos; argumentaron los líderes del sector.

De nada sirven las reuniones y las mesas de trabajo. En la Dirección de Tránsito todo es un espejismo; una mentira que se desvanece al momento de cumplir con los compromisos, y así se puede evidenciar en los artículos de prensa (Ver: http://www.vanguardia.com/area-metropolitana/bucaramanga/438135-tras-quejas-transito-dice-que-hara-cambios-en-las-vias-de-cabe) y los registros de las reuniones en la misma Alcaldía del Ingeniero Rodolfo Hernández. ¿Para qué concertar entre la comunidad y el equipo de planeación del Director Torres, si siempre son burlados en las conclusiones?

El pasado 18 de octubre en presencia misma de la directora de la Oficina de Control Interno, Lía Patricia Carrillo, se suscribió un compromiso por parte de Torres Prieto; en este el Director se obligaba a que en cinco semanas se presentaría a la opinión pública en general, los nuevos estudios que justificaran las improvisaciones e ilegalidades de los cambios impuestos en la carrera 40. El tiempo pasó y el Director volvió a fallar. Y no se necesita ser un experto vial para descubrir las razones del incumplimiento; solo un suicida profesional se animaría justificar unos cambios que contravienen la lógica del tránsito y las leyes. Ante esta razón, no les queda más que seguir aplicando el  verdadero principio filosofal de esta improvisada Alcaldía: “hacerse los pingos” hasta que se acabe el mandato. Por Dios.

 

Fernando Martínez Arenas – Bucaramanga ciudad bonita.