¿Por qué no funcionan los buses en Bucaramanga? Principalmente por falta de planeación y no lo aceptan. Es más, lo niegan.

Ya no se sabe qué es peor: si los planes (pilotos locos) del exdirector de Tránsito, Miller Salas o las conjeturas injustificables de su reemplazo, German Torres, procurando defender lo indefendible. No se trata de reprochar por criticar, es un análisis objetivo que contiene estudios reales y conclusiones certeras. Atentos.

Anticipándome lo suficiente a la improvisación que seguramente generaría la Semana de la Movilidad y su “Día sin Carro”; y también zanjando la información que se presenta en los Comités de Movilidad, pude solicitar con el debido tiempo un derecho de petición, que revelaría el por qué sustento la falta de capacidad e idoneidad de los encargados de planear el sistema y su variables; ocasionando por su puesto la congestión.

Lanzamos un solo interrogante, uno solo, y eso fue suficiente. Preguntamos por la copia formal del esquema de paradas establecido para los buses convencionales en la ciudad; y nos encontramos con la siguiente respuesta sin pena ni gloria: “Se encuentran definidos en los actos administrativos consignados en las Resolución 499 de 2004”. Sí ¡señores! tal cual lo pronosticamos, no han actualizado el esquema desde el 2004.

Ahora, atención al siguiente dato; alcanzaron a 40 las resoluciones que modificaron las rutas durante los últimos 14 años; la ciudad ha crecido en habitantes y automóviles a casi el triple de su tamaño; y sus mismas vías, han cambiado inclusive haciéndose más pequeñas; pero ¡NO! ellos no ajustaron las paradas. VIRGEN DEL CARMEN POR FAVOR ¡AYUDA!

Como imagino que pueden haber algunos incrédulos; entonces, les sugiero ir al anexo de imágenes (al final del texto) para que sean ustedes mismos con sus propios ojos, testigos conmigo de este follón de “pilotos”.

Solicitud: Ayúdenme en la oración a ver sí algún día logramos que el Alcalde entre razón y nombre a funcionarios con competencia. Amén.

 

Fernando Martínez Arenas – Bucaramanga ciudad bonita.

Derecho de petición sobre el esquema de rutas de buses convencionales