PREMIOS SILVIA GALVIS

¿Qué podría estar pensando doña Silvia Galvis Ramírez sobre las criterios con los cuales se dirige actualmente su periódico? ¿Qué reacción le causaría el enterarse que desde su propia dirección se ejercen sesgos y vetos? ¿Otorgaría la periodista su premio a personas que revelaran las intrincadas maniobras que se generan dentro de su propia casa periodística? Veamos…

Se volvió recurrente que en Vanguardia Liberal los artículos y la información publicada entre sus páginas tengan un despliegue diferente; por ejemplo: cuando se trata de los casos relacionados al Exalcalde Luis Francisco Bohórquez el material es profundo, detallado e incisivo; pero cuando se trata del actual Alcalde Rodolfo Hernández sus investigaciones son superficiales, vagas e insubstanciales. También se hace evidente y nadie lo puede negar, que sus espacios editoriales fueron otorgados a la cofradía que conviene a las creencias e intereses de su nueva dirección y que estos ¡no! responden a la pluralidad del pensamiento que enmarcan las diferentes formas de la sociedad; lo cual genera que el diario parezca más una tribuna de odios y sectarismos, que una plataforma esencial para el librepensamiento y el balance de poder; como debería ser y que desafortunadamente no lo es.

Extractando apartes de su editorial de hoy; un reportaje “independiente y crítico” no excluye la objeción a hechos actuales como el desgobierno, el autoritarismo y la corrupción del gobernante. Al contrario, al sesgar de esta forma la información; se genera que el diario mismo lesione su propia credibilidad y que su institucionalidad se desdibuje. Igualmente, al imponer vetos abiertamente y sin vergüenza se contradice en la aplicación misma de los principios del periodismo “responsable, estructurado y de profundidad” que debe propender más por su vocación principal: defender la libertad de expresión y presentar la verdadera cara de la noticia.

Felicito a los ganadores de los premios en la gala de anoche; en hora buena sus líneas son la continuación del legado que nos heredó doña Silvia, y el cual debemos mantener y defender. Es primordial aclarar que por la aplicación de un estricto código de buen gobierno, los accionistas y propietarios del periódico Vanguardia Liberal dimitieron en la Dirección del periódico la línea editorial y las disposiciones que se tomen en el seno del mismo.

 

Fernando Martínez Arenas – Bucaramanga ciudad bonita.